domingo, 9 de marzo de 2008

Fresones con Vinagre


Por fin es temporada de fresones. Por alguna extraña reacción química, el vinagre, tras unas horas de maceración, saca todo el sabor de los fresones. El resultado es simplemente unos fresones exquisitos, suaves y dulces y que si no se cuenta, nadie se imagina que llevan vinagre. La receta es fácil:

Ingredientes:
  • Fresones
  • Azúcar
  • Vinagre de Jerez o de vino tinto

Lavamos y cortamos los fresones en trozos más pequeños. Los mezclamos con un poco de azúcar y unas gotas de vinagre; sólo unas gotitas, dos o tres por ración, no más. Dejamos macerar al menos 4 horas (si se deja menos tiempo sabrán a vinagre, así que no valen prisas). Listos para comer. Tal cual o con yogur. También están muy ricos si se les pone una pizca de pimienta negra recién molida justo antes de comerlos.

3 comentarios:

almuerzo dijo...

Qué buena idea!. Ya me hiciste adicto a la patata al vapor. Sigo sin buen vinagre, pero ya se donde enontrarlo. Por algún lugar se empieza. Cuando las haga te aviso: tengo debilidad por las fresas y gracias a la vida, en mi tierra hay todo el año. Ahora es una de las mejores temporadas. Muy parecidas a las de tu foto.
Ah, te recomiendo la receta que acabo de publicar. Es un plato mayor, tradicional y de ingredientes en los que normalmente no se piensa juntos. Un abrazo

Cuaderno de Cocina dijo...

Te recomiendo que los pruebes, Lucho, no volverás a tomarlos de otra forma... Gracias por tus comentarios, me animan a seguir.

almuerzo dijo...

Hice mis fresas, y me las comí sin fotografiar, de tan buenas que estaban. Gracias por el tip!
(Publiqué mi versión comentada, con créditos naturalmente)