martes, 14 de octubre de 2008

Pipas de Calabaza

Hoy he hecho crema de calabaza y se me ha ocurrido tostar las pipas en el horno. Es muy fácil. Y están riquísimas. DOY FE de ello. De hecho, me las estoy zampando mientras escribo esto.

Se lavan bien las pipas con agua fría y se quitan todas las hebras de pulpa de calabaza que tengan pegadas. Las escurrimos con un colador, las extendemos sobre un papel de plata y les ponemos sal moviéndolas bien. Las metemos en el horno precalentado a unos 150ºC y las dejamos ahí como media hora, removiendolas de tanto en tanto para que se tuesten por todas partes. Luego las sacamos, las dejamos enfriar y listas.

2 comentarios:

Elena dijo...

No hace falta secarlas?

Cuaderno de Cocina dijo...

Hola Elena, gracias por tu comentario. No hace falta secarlas, sólo escurrirlas bien, se secan con el calor del horno y el agua que tienen hace que no se resequen demasiado.
Espero que te salgan ricas.